fbpx
Llámanos 626 30 46 35
20 años soñando juntos
Llámanos 626 30 46 35

Noticias

29 Mar 2020
Comentarios: 0

#YoJuegoEnCasa


05 Mar 2020
Comentarios: 0

CARNAVAL 2020, UN CARNAVAL SOSTENIBLE

El sábado 22 las callejuelas y carreteras de Pinto se llenaron de seres fantásticos, misteriosos y divertidos. Se celebraba el Pasacalles de Carnaval, evento que, como tantos otros años, no nos podíamos perder. La temática era “disfraz sostenible”, y no se puede negar… que nos la tomamos muy en serio. Salimos así a la calle con galas fabricadas con material reciclado (envases, cartones…) de nuestros propios hogares ¡Es increíble la cantidad de plásticos que podemos llegar a consumir en una semana!
Los disfraces que salieron de aquella oleada creativa eran muy variados y únicos: osos amorosos, tortugas marinas varadas en los plásticos de las latas, robots, armaduras de luchador, o incluso ‘transformers’.
Además, tuvimos la infinita suerte de que la charanga Samaruc desfilaba justo delante de nosotros. Con su algarabía y su energía lograron que no dejásemos de bailar durante todo el recorrido (que era desde luego una buena caminata). Pero la fiesta no solo estaba en la música ¡Estaba en nosotros mismos! Durante todo el desfile celebramos cada
momento, danzando de forma coreografiada, entonando “¡camarero!¡Qué!”, o agrupándonos alrededor de “cubos de basura” mientras enseñábamos a los pinteños como se recicla en condiciones.
Durante el camino, algunos de los miembros de nuestro grupo compitieron en un juego de puntos en el que debían estar muy atentos. Cada indio y cada princesa que veían era un punto, y los payasos o los niños disfrazados de “Harry Potter”, dos puntos. Así recorrimos el pasacalles saludándolos a todos ellos. La merienda “jurásica”, con un buen zumo de frutas, nos ayudó a recuperar energías para llegar a la Plaza del Ayuntamiento (el final del recorrido) de una pieza. La plaza estaba repleta de personas disfrazadas, cada cual más original. Allí pudimos observar detenidamente al resto de comparsas participantes, como las ludotecas Manolito Gafotas, vestidos con atuendos totalmente tribales, o La Familia, con preciosos disfraces muy inspirados en El Señor de los Anillos. Cuando subimos al escenario, Comenzó a sonar la canción de Madre Tierra, y entre risas despedimos aquella tarde llena de color. A pesar de ser sin lugar a dudas el disfraz más sostenible, no ganamos ningún premio… ¡Pero añadimos una nueva experiencia a nuestra mochila!


16 Ene 2020
Comentarios: 0

Campamento de Navidad 2020


Existen ocasiones, en las que da igual dónde estés, o en qué momento. Porque las personas que te rodean, se convierten en tu hogar.

Acababa de empezar el año, y recién llegados a Sevilla La Nueva, los acampados de la Agrupación no se imaginaban las aventuras que les esperaban en aquel lugar.

Día a día, se integraron en la vida los reinos de Muy Muy Lejano y Duloc, conociendo la historia de Shrek y los demás personajes. Desde el rescate de la princesa por nuestro ogro protagonista y su fiel asno, para recuperar la ciénaga, hasta la boda de Shrek y Fiona, y como no, la boda de Asno y Dragona.

Además, los agrupados superaron todo tipo de pruebas impuestas por los personajes. Y a pesar del mal humor de algunos, como el hada Rosalilla, la rata ciega o Lord Farquaad. O la dispersión del gato con botas, los tres cerditos y el flautista de Hamelín. O la difícil comunicación con la Dragona. Lograron contentarles a todos y cada uno de ellos para que les dieran las siguientes pistas que necesitaban. Y poco a poco fueron formando una parte indispensable de aquella aventura, pues sin ellos, no habría sido tal y como fue: una historia plagada de magia.

Allí vivieron cinco días, resolviendo misterios o creando sus propias estrategias para conquistar a Fiona. Compartiendo momentos y aprendiendo a convivir, con una nueva familia, que eran todos ellos.


13 Ene 2020
Comentarios: 0

Si yo digo cambio, tú dices: ¡climático!

Un escenario vacío, callado, oscuro…que se llenó de vida al llegar, La Agrupación.

Y no hizo falta más que un poco de energía positiva, para llenar la mañana de chistes y risas. 

El pasado sábado 21, celebramos nuestro clásico Festival de Navidad, en el salón de actos de la Escuela de Música de Pinto. 

Cómo cada año, todas las etapas prepararon una actuación junto a sus monitores. Además de la actuación coral de monis, en la que bailaron Jailhouse rock, de Elvis Presley. Y los cómicos entremeses, protagonizados por pequeños grupos de ellos. 

Además, es importante destacar que este año la temática del festival fue, “el cambio climático”, y todas las actuaciones (que este año fueron muy teatrales) trabajaron este tema.

 Así pudimos compartir el viaje en la nave Nimbus 2020 de la primera etapa, esquivando asteroides y pasando por diferentes partes de la Tierra; vivir con la segunda etapa el derretimiento de Olaf, o como los peces de Nemo sufrían la contaminación de plásticos en el mar. La tercera etapa creó, “Recuerdos de un futuro”, un viaje entre pasado, presente y futuro, en el que los muertos, recordaban como habían sido y como habían soñado que fueran sus vidas.

 Finalmente la cuarta etapa reinventó los clásicos de Los siete cabritillos y Caperucita Roja, fusionando los dos cuentos y hablando de un lobo vegetariano que pasaba hambre y frío en el bosque, y de una abuelita youtuber que malcriaba a Caperucita y a los siete cabritillos, sus nietos. Para mostrar con todo esto, que no todo es necesariamente, como nos lo han contado.

Os agradecemos de todo corazón que eligierais compartir con nosotros la mañana del sábado, ¡Nos vemos el año que viene con nuevas carcajadas!

Con mucho amor de la Agrupación, ¡Feliz Navidad!


11 Nov 2019
Comentarios: 0

El misterio de las cintas. Crónica Halloween 2019

Aquella mañana ya no sonaba la radio ni la televisión, parecía que el mundo entero se había paralizado cuando comencé a ver aquellas cintas. Al entrar en esa tenebrosa casa, llena de pasillos oscuros y telarañas, sólo anhelaba saber la verdad, descubrir el misterio de todos los asesinatos. Por eso tuve que verlas, esas cintas eran la única respuesta posible. 

Me escondí en la esquina de una pequeña sala donde encendí el proyector. Allí pude ver la historia de esas pobres víctimas. Sólo entonces, cuando el video estaba terminando y el rostro del culpable iba a ser revelado ante mis ojos…aquella criatura horrible me agarró del hombro. Yo grité, por un momento el miedo se adueñó de mí, nunca había contemplado nada parecido, pero me liberé y huí. 

Recorrí los pasillos de aquella casa sin mirar atrás, respirando cada vez más rápido. Entré en salas en las que no supe distinguir si lo que veía era real o eran alucinaciones fruto del miedo. Recuerdo el chillido de una mujer atada a unas cadenas y el sufrimiento de sus ojos atravesándome, y a tres espectros que gritaban entre telarañas mientras golpeaban un muñeco, reprochándole, como si realmente creyeran que era una persona real. Recuerdo ver morir a tres personas en una piscina llena de sangre, y recuerdo haber escuchado los llantos de niños que también recorrían los pasillos en busca de una salida por la que escapar. Finalmente atravesé un bosque en el que me pareció ver como un joven ahorcaba a un hombre, y otro ser que casi me atrapa, pero logré escabullirme y sobrevivir a aquella noche terrorífica. 

Ahora solo sé que nunca llegué a ver el final de aquellas cintas, que lo que viví nunca podrá ser demostrado, pero tampoco saldrá nunca de mi cabeza, y que la respuesta al misterio sigue escondida allí, en aquella casa sepulcral